domingo, 31 de mayo de 2015

Cap 2_ El vampiro que capturó un lobo






Capítulo 2
Con un solo objetivo en mente, el pequeño animal de pelaje blanco, ojos grises y hocico adornado con una tierna naricita negra, comenzó a correr esquivando la mesa que servía de base a un jarrón tan antiguo como la muralla china, haciendo que este trastabillara peligrosamente.  Saltando sobre uno de los sillones de cuero, fue a parar justo en medio de la alfombra hecha a mano traída directo desde las exóticas tierras del otro lado del mar.
Poco le importo al muy travieso el desastre que estaba ocasionando, saltando de sillón en sillón, se revolcó sobre el fino cuero, mordiendo los cojines los destrozó causando una lluvia de plumas de ganso. Después de un buen rato de juegos, decidió que había que probar que tan hábil era. Regresando nuevamente al pie de la escalera, le aposto a que podía saltar el sillón grande y la mesa del café, ambos  al mismo tiempo.
Con esa idea en mente, dejo en libertad sus patas. Corriendo la distancia que lo separaba del recibidor, se preparó para el gran salto. Taymi cerró los ojos, la sensación era increíble. Lástima que el aterrizaje no lo fuera tanto. Cayendo de patas del otro lado, troto de usar las garras para frenar, cosa que no funciono tan bien como imagino. La gran chimenea fue quién paro el derrape.
Un grito perruno se dejó escuchar al dar contra el muro interno de la chimenea. Una gran nube de ceniza, pedazos sueltos de leña y del relleno de los cojines, inundo el ambiente del recibidor. El jarrón chino se estrelló contra el duro suelo de mármol.
Antes que Taymi pudiera salir de la chimenea, vio dos altas figuras que de pie frente suyo le miraban como si estuvieran a punto de zurrarle el culo.
—Más te vale que tengas una buena explicación para esto— la voz de Gregorius prometía las torturas del infierno.
Gimiendo como cachorro herido, trato de apelar a la compasión de los dos vampiros. El inmaculado pelaje blanco estaba cubierto de la suciedad de la chimenea, un perro callejero tenía mejor pinta que él en ese momento.
—Ni siquiera lo intentes— Dante tomo por la piel del cuello al lobo, de la misma manera que una madre sostiene a un cachorro— David y Dimitry duermen profundamente, así que nadie va a venir a salvarte ahora.
Con la cola entre las patas, Taymi fue llevado hasta su habitación— Estas castigado— habló el Patriarca— No saldrás de aquí hasta que yo personalmente te lo ordene.
Taymi invoco su forma humana— ¿Por cuánto tiempo será eso? — pregunto sin preocuparse por estar desnudo— Tengo que ir a la universidad. Tengo que presentar un anteproyecto.
—Lo hubieras pensado antes de hacer semejante desastre— sentenció el patriarca.
Una vez cerrada la puerta del baño se ducho tratando de sacarse de encima las plumas y el desastre de la ceniza.  Regresando al dormitorio se sentó sobre la cama. Enfurruñado a más no poder, se metió entre las mantas. Bien era cierto que no se comportaba así desde que era una pequeña bola de pelo, pero eso no ameritaba que lo castigaran como si todavía fuera un cachorro de leche.
—Esto no es justo—, se acostó cubriéndose con las mantas— Soy un hombre y no pueden castigarme como si todavía fuera un niño.
Una idea hizo que lo molesto se fuera como una nube negra en un cielo despejado. Apenas se levantaran los vampiros más jóvenes, les diría lo que el Patriarca y Dante le hicieron. Por algo dicen que la venganza es una perra. Ellos sí que entenderían que lo sucedido en el recibidor solo fue un evento desafortunado. La idea de ver a los mayores retorcerse por la furia de sus parejas, era algo para levantarle el ánimo a cualquiera.
Después de tanto ejercicio dormir fue fácil, así que sin proponérselo acabo deslizándose al mundo de los sueños. Lobo y hombre, ambos ocupando un mismo espacio, dos naturalezas compartiendo una sola alma. En el mundo de los sueños para Taymi era difícil definirse como uno u otro, era simplemente él, sin dobleces ni complicaciones.
En ese lugar podía correr, el mundo era simplemente un gran espacio para explorar. El cielo azul se mostraba estrellado, la diosa luna acariciaba con su luz el blanco pelaje mientras Gea le daba sostén a sus patas para que pudiera seguir sin detenerse.
De pronto, un pesar le resto alegría al ímpetu juvenil. Sin ganas de seguir jugando paro su carrera, en su forma de lobo comenzó a aullarle a la luna que le miraba impávida. Al ver que la dama plateada no le daba importancia a su dolor, comenzó a arañar la tierra en busca de que Gea le escuchara. No deseaba la compañía de otros lobos, no era ese su destino. Lo único que pedía era a quién le daría al lobo una manada para cuidar y al hombre una familia que fuera realmente suya.
—Taymi— una voz conocida regreso al joven cambiante a la realidad. Al dar una larga respiración pudo sentir el aroma dulce de David, el vampiro que desde un principio le había adoptado como hijo.
—Sé que estas despierto— insistió el vampiro— Muéstrame tus bonitos ojos— La petición fue acompañada de suaves caricias en el cuero cabelludo.
—Estoy cansado— se quejó sin abrir los ojos— Solo quiero dormir.
—El sol se puso desde hace más de una hora— explico David— No es normal que duermas hasta tan tarde… Algo te pasa y tienes que decírmelo.
El cachorro sabía perfectamente que David era tan terco como hermoso. Abriendo los ojos enfrento al vampiro que no parecía dispuesta a irse sin obtener respuestas.
—Es que—, se incorporó sentándose en la cama, todo fuera por ganar algunos segundos extra— desde hace unas semanas me siento extraño.
David estaba sentado a la orilla del colchón. Duchado y perfectamente vestido con su estilo tan casual, era como uno de esos modelos de revista que venden pantalones de mezclilla y camisetas polo.
—Es normal—, se encogió de hombros— recuerda que Gregorius te advirtió que al alcanzar la madurez tu lobo se iba a poner algo quisquilloso.
Taymi abrió la boquita rosa para aclararle que las cosas iban más allá de la común necedad adolescente, pero al ver la preocupación reflejada en los ojos verdes, prefirió guardar silencio— Supongo que tienes razón.
La sonrisa de David era radiante— Recuerda que siempre la tengo— se puso de pie en un rápido movimiento— Por ahora date un baño y baja a la cocina. Dimitry te está preparando un rico desayuno.
El recuerdo de lo ocurrido la noche anterior, hizo que el chico arrugara el ceño— No puedo salir— sonó demasiado complacido para ser alguien castigado— El patriarca y tu compañero me condenaron a confinamiento hasta nueva orden.
—¿Es broma? — la expresión asesina en el rostro del rubio era para hacer mearse en los pantalones al más valiente.
—Me castigaron por haber hecho una pequeña travesura— la boquita formó un dulce pucherito— Así que no podré salir.
David sabía que al ser Taymi un joven lobo, por instinto obedecería a quién suponía era el alfa en esa manada. Si Gregorius había ordenado que se quedara allí, eso era lo que el joven haría.
—No te preocupes— le sonrió dulcemente al más joven— Date un baño y ponte lindo— el tono no admitía réplicas— Que del castigo me encargare yo.
Taymi sintió como una gota de sudor se formó en su frente y resbalo por su cara hasta mojar su dorso desnudo— Creo que tal vez—, llamo a David que ya tenía su mano en el pomo de la puerta— digo… puede ser…
La ceja levantada del rubio mostraba hasta qué punto aquello se estaba convirtiendo en algo demasiado confuso— Si hay algo que tengas que decirme, más te vale que lo hagas ahora.
Taymi bajo la mirada, con las parte baja de su cuerpo cubierta por las mantas, sentadito en medio de la gran cama, parecía el más tierno de los culpables— Digamos que le hice algunos pequeños cambios al recibidor— lo dijo tan bajito que de no ser por los sentidos desarrollados del vampiro, jamás le habría escuchado.
—¿Rompiste algo invaluable para Gregorius? — se cruzó de brazos. Conocía demasiado bien al patriarca como para no saber que el hombre tenía cierto fetiche por las cosas viejas. A veces pensaba que lo único menor de doscientos años con que se rodeaba el vampiro era  Dimitry.
—Digamos que fueron varias cosas— confeso. Con la mirada fija en las manos que tenía sobre el regazo, se negó a darle la cara al rubio.
La noción de lo sucedido llego a David como un balde de agua fría— ¿El  puto jarrón? — se llevó las manos a la boca— Esa cosa la ha traído consigo desde que se la regalaron sabrá Dios hace cuantos siglos.
Una sonrisa pícara se dibujó en la cara del cambiante —Mordisquee los cojines, me afile las uñas en los sillones de cuero y eché a perder la alfombra persa cuando caí dentro de la chimenea.
Dimitry, un joven pelirrojo que a simple vista no llegaba ni a los veinte años, escogió ese justo momento para entrar— Fuiste el que destrozo el recibidor— los ojos verdes se abrieron como dos pequeños soles.
—Más o menos— ver la cara de pavor del pelirrojo lo hizo caer en la cuenta de lo mal que se había portado.
David guardo silencio por uno o dos latidos de corazón— Creo que veré que tu desayuno no se enfrié— se despidió dejando solo a Dimitry con el cachorro.
—Tenemos que hablar— el vampiro se acercó hasta sentarse a la orilla de la cama, donde minutos antes estuvo sentado David.
—No fue mi intensión hacer tanto daño— resoplo molesto— Es solo que a veces siento como si mi propia piel no fuera suficiente para contenerme.
—Y no lo es— la voz tranquila del pelirrojo hizo que Taymi no se sintiera juzgado— Eres algo tan grande que necesitas de dos naturalezas para poder vivir.
—A veces no parece suficiente— encogió los delgados hombros desnudos— Anoche no podía dormir y cuando lo hice tuve pesadillas.
—¿Te ha pasado seguido? — pregunto tratando de disimular su preocupación.
—Desde hace unas semanas— confeso el cambiante— Sueño que corro en mi forma animal… Lo hago a través de un campo interminable…
 —¿Quizás el lobo quiere salir al campo? — Reflexiono el vampiro.
—Es más que eso— halando las mantas se puso de pie. El mal humor había regresado— Es como si me faltara algo…
Enrollando las mantas alrededor de su cintura se encaminó al baño— Pensé que el castigo sería mucho peor—, la voz del muchacho se escuchó a través de la puerta cerrada— pero el Patriarca simplemente me encerró en mi habitación.
Dimtry se puso de pie, apartando un riso rojo que se escapó de la coleta baja con la que ataba el cabello, reflexiono en silencio unos segundos.
—¿Estas enfadado porque el señor Gregorius no te envió al calabozo que hay en el sótano? — la pregunta era tan tonta como la respuesta que esperaba.
—Por supuesto que no— Taymi hablo desde la cabina de la ducha.
—Será mejor que te expliques— con la paciencia que le era tan propia, Dimitry lucho por encontrar alguna razón en todo aquel berrinche.
—Soy un adulto— protesto el cambiante— Entre los lobos ya podría tener cachorros desde hace dos años.
El vampiro pelirrojo sintió como si el piso se hubiera movido tan rápido que tuvo que sentarse nuevamente sobre el colchón de la cama— ¿Quieres regresar con los lobos? — aunque la voz tenía un tono llano, Dimitry sentía que se le partía el corazón. La llegada del pequeño cachorro, una adorable motita de pelo le había inyectado vida al aquelarre. Los peligros de la vida paranormal se hacían más llevaderos con la presencia del lobo entre ellos.
Taymi no podía ver el rostro del que consideraba su tío a través de la puerta cerrada que les separaba, pero adivinaba el daño que le había hecho — No quiero regresar con los lobos—, lo cual era verdad— Es que a veces me siento solo.
—No estás solo, cachorro— poniéndose de pie camino hasta quedar frente a la puerta de madera del cuarto de baño. Poniendo su mano sobre la superficie, trato de trasmitirle al más joven lo que sentía— Todos en este aquelarre somos como una gran familia… Tengo que admitir que algo disfuncional—, Dimitry no pudo evitar recordar al idiota de Dante — pero funciona.
Taymi le tenía gran cariño a ese vampiro pelirrojo, de los miembros del aquelarre, era él quien cuidaba del bienestar de todos, mientras David era la perra vengativa a quién se acudía cuando se necesitaba una mente diabólica— Quizás es algo de lobos— recostándose a la pared del baño dejo que el agua de la ducha recorriera su piel desnuda— Con suerte en unos días se me pase.
Dimitry no estaba muy convencido de eso, pero poner la fe en ello era la mejor opción por el momento— Te espero en la cocina— anunció mientras caminaba hacia la puerta de salida del dormitorio— Dante te espera para el entrenamiento diario.
Taymi no pudo evitar arrugar el ceño, Dante era un maldito sádico que disfrutaba de apalear a un cachorro lindo como él. Puta sea su suerte, rezongó el lobezno terminando de quitarse el jabón del cuerpo.
Tan desnudo como cuando vino al mundo, Taymi salió del baño mientras todavía gotas de agua resbalaban por su cuerpo. Dante había dejado claro que lo quería puntual  a su cita a sus entrenamientos, si había comido o no, era mero trámite. Tratando de no perder el tiempo, encontró un pantalón para hacer ejercicio y una camiseta sin mangas.
Cuando estuvo decente, se tiró de pansa al piso para buscar los zapatos deportivos que tenía tirados bajo la cama. Al no encontrar medias limpias se puso las que había dentro del zapato. Una vez completamente vestido, se dio una última mirada en el espejo de cuerpo entero que había en una de las esquinas.  El cabello negro corto le tenía algo desordenado, pasando los dedos trato de acomodarlo un poco. Eso era todo, estaba listo para patearle el culo a Dante. 

______________________________________________________
++++++++++++++++++++++++++++







Si me dan unos 40 comentarios, el viernes les doy otra entrega…
Recuerden que sus comentarios son la única manera que tengo de saber si tengo que tirar la historia o si mejor la continúo.
Gracias por todo su apoyo…

Con cariño:
Milagro Gabriel Evans




50 comentarios:

  1. Hola Milagro Gabriel, lei el primer capitulo me gusto mucho y esperaba con ansias el otro capitulo me requeteencanto soy poco de leer capitulo por capitulo pero ya me ganche con la historia del lobito Taymi, tan tierno, me parece genial que entrelaces a los demas y aqui me tendras esperando con ansias el proximo.

    .

    ResponderEliminar
  2. Hola Gaby<3
    Geniales los primeros capítulos y los personajes desde el primer capi los adoras, tal vez me tarde un poco en comentar, pero internet esta agónico, moribundo, desahuciado ...mas bien así estoy yo de tanto coraje que me hace pegar, no puedo entrar a facebook(aveces solo con el celular y tardo todo el día) las páginas tardan una eternidad en cargar ay no Gaby, en serie que hasta de malas ando, pero cuando pueda paso a comentar, espero que tengas un buen inicio de semana, besosss<3

    ResponderEliminar
  3. Estoy encantada con la historia... Sta muy interesante.. Sigue escribiendo.....

    ResponderEliminar
  4. Esta muy interesante el inicio de la historia... Estoy deseando seguir leyéndola. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  5. Espero otroooooooo dios me encanta como aparecen todos los personajes y se les recuerda

    ResponderEliminar
  6. No cres que te pasa un poco con 40 com. O sea poner tantos solo al principio... y despues pides mas y mas. Teniendo en cuenta k solo hay 23 com. en la entrada de ayer, me parece un poco brusco :(

    ResponderEliminar
  7. Me gusta... promete ser una buena historia,ese Taymi es un travieso,...

    ResponderEliminar
  8. Me encanta Taymi, su personalidad contrasta sobremanera con la de los vampiros y lo hace tan entrañable. Espero que escriban muchos comentarios para poder leer otro capitulo.Gracias por tu trabajo

    ResponderEliminar
  9. Ohhh, nueva historia! Me encanto =)

    ResponderEliminar
  10. Pobrechito Taymi se siente solo sin su pareja, auqnue compadezco a su pareja, el pobre tendra que sufrir la sobreproteccion de David y Dimitri.

    En fin sigue publicando y gracias por compartir tu trabajo

    ResponderEliminar
  11. Hola Milagro, Taimy me encanta y adoro que podamos seguir viendo a todos los personajes, besos mil.

    PD: su pareja tendrá que ser algo a tener en cuenta

    ResponderEliminar
  12. hola milagro me encanta esta historia estare esperando con ansias otro capitulo

    ResponderEliminar
  13. Holaaaa mee encantooooooo!! ahhh estee Dante sigue igual que siempre jajaja!!! yaa quieroo leer otrooooo capii!!!! gracias Milagros por compartir otra maginifica historia!! besos

    ResponderEliminar
  14. hombre, taymi es una joyita, que mimado, me encanta, gracias por el capitulo
    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. omg al fin la tercera parte la esperaba con ansias :0!
    el lobito no se llamaba dario? haha conti conti

    ResponderEliminar
  16. Debes seguirlo Milagro >/////< yo siempre te dejare comentarios jajaja es que la verdad con solo estos dos capítulos ya me tienes en las manos...

    ResponderEliminar
  17. hola Milagro, genial esta historia con vampiros conocidos y queridos, gracias por retomar esta serie, bendiciones, nos leemos el vienes

    ResponderEliminar
  18. Ta weno...weno...sigue mi reina....hay que ver cuales serán las aventuras de este cachorrin....jijiji..se ve taimadisimo...jojojoj ..a ponerle pasión chica...Jajajajaj...bss y Aki nos vemos....

    ResponderEliminar
  19. Hola Milagro me parece hermoso quiero mas
    Gracias por el capitulo, la historia va genial.

    ResponderEliminar
  20. Hola Milagro. Va muy bien la historia. Como siempre vas delineando muy bien los personajes. Me encanta como llevas al lobito y saber más de la vida de las parejas de los libros anteriores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Me adoro el ritmo de tus historias esperando con ansias otro capi besis

    ResponderEliminar
  22. Genial ya quiero saber sobre el pobre que le toque enfrentar a la familia para poder llegar al cachorro que emoción sigue Gaby no te detengas.

    ResponderEliminar
  23. Esta muy interesante la historia, espero muchas sorpresas por venir.
    Quiero lobivampiritos!! si se puede.....!

    Gracias por el capitulo, espero por el próximo con ansias!!

    ResponderEliminar
  24. Me ha gustado mucho, esta muy bien.
    un saludo

    ResponderEliminar
  25. Me encanta la historia de lobos. Quiero la de los gatos!!!!!

    ResponderEliminar
  26. Me encanta!! La forma tan linda del pequeño omega y el resto del aquelarre son tan diferentes y tan similares que hace la historia tan interesante. Espero con ansia que llegue viernes para seguir leyendo. Felicidades ^^

    ResponderEliminar
  27. Está fenomenal la historia.Muchas gracias.Bendiciones

    ResponderEliminar
  28. Hola!! Que bueno que va pero como hará para conocer al vampiro?? Bueno esperaremos hasta el viernes para saber.
    Que tengas una muy buena semana y gracias por compartir, besitos

    ResponderEliminar
  29. gracias gabriel por una nueva historia.me encantaron las dos ultimas de esta serie y espero seguir leyendo mas. y deseo que el compañero vampiro que le des a este precioso lobito, tenga mucha paciencia, porque la va a necesitar con este cachorro

    ResponderEliminar
  30. esta muy buena la historia espero el sig cap

    ResponderEliminar
  31. esta muy buena la historia espero el sig cap

    ResponderEliminar
  32. Amiga, como siempre fenomenal. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  33. me encanto menudo traste esta echo el lobito

    ResponderEliminar
  34. me gusta pero, la anterior quedo inconclusa no?

    ResponderEliminar
  35. me re encantó. ...
    el pequeño manipula muy bien a los ukes.... y ellos hacen lo que quieren con los semes...
    espero que no les de el infarto cuando el nene les diga que necesita una pareja... ♥
    espero pronto saber del próximo capi.... y en cuanto a la otra historia ese era el final o faltaba... es es que ne quede con ganas de más. ..
    éxitos. ...
    matta ne. ..♥

    ResponderEliminar
  36. me encantan tus historias
    te deseo la suerte y tengas muchos exitos..

    ResponderEliminar
  37. Me gusta como va la historia.
    Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  38. ahora que nos has enganchado no nos puedes dejar tiradas......

    muchas gracias

    ResponderEliminar
  39. La forma de contar la historia esta saliendo muy bonita. Un poquito mas estilo a la delos "gatos", de la q me gustaron muchisimo la forma y manera de contarlas. Gracias.

    ResponderEliminar
  40. me gusta !!! es una historia fantástica..estoy ansiosa por leer el siguiente capitulo >.<

    ResponderEliminar
  41. Me encanta!!!! Amo al travieso lobito. Me parece súper cómico que quiera que lo traten como adulto, mientras se comporta como un cachorro juguetón y dañino...jajaja! Me encanta que interactue con Dimitri, Gregorius, Dante y David. Asi seguimos viendo a todos ellos. Amo a todos estos locos personajes. Gracias Milagros!!!! Espero mas de la historia y nunca pierdo. Las esperanzas de que acabes la historia del Tigre y sus dos problemas. Cariños y gracias por tanto que nos regalas!!!

    ResponderEliminar
  42. Acabo de ver que hay dos capítulos más, me encanta todo lo que escribes.

    ResponderEliminar
  43. Acabo de ver que hay dos capítulos más, me encanta todo lo que escribes.

    ResponderEliminar
  44. me encanta el hilo que va tomando la historia me muero por seguir leyendo mil gracias... <3

    ResponderEliminar
  45. Mili, hola!! Gracias por un nuevo capitulo, xexexe ya se un poco tarde pero apenas he tenido el tiempo para seguir mis queridos blogs de lectura y de mis más grandes escritoras, gracias.

    ResponderEliminar

Recuerda que tus comentarios son importantes para mejorar el trabajo.